¿Estas pensando en quedarte en el sofá? no será cierto…

Después de una competición es difícil escoger bien qué hacer para no sentarse en el sofá a modo letargo. Necesitamos descansar, sí, pero sin parar de ejercitarnos. Vamos a ver algunas reglas a seguir para no dejar al azar la temporada baja de entreno.

7 Reglas para la temporada baja de entreno

  • Haz entrenos cruzados o Cross training. Pasa menos tiempo corriendo que durante la temporada de entrenamiento y más tiempo de entrenamiento cruzado. Aprovecha para potenciar el grupo de músculos que menos ejercitas. Así ganarás potencia y velocidad. Escoge entre máquinas, TRX, mancuernas, barras o gomas. Si quieres ganar en resistencia opta por ciclismo o natación
  • Es el momento de relajarse un poco y disfrutar. Los ejercicios no tienen porqué encajar en un plan de entrenamiento específico de carrera. Por ejemplo, si te gusta bailar y no tienes tiempo de hacerlo cuando entrenas fuerte para una carrera, ahora es el momento.

blog running mujer yoga

  • ¡Diviértete!
    La temporada baja es el momento para dejar de hacer hincapié en los objetivos y tiempos de reloj. Es una oportunidad para dejar ir todas esas cosas y simplemente divertirse mientras se trabaja en otros aspectos de la ejecución que le llevará a su siguiente objetivo.
  • Ejercicios de fuerza. Incluye ejercicios de fuerza un mínimo de dos veces por semana (y hasta 4 veces a la semana). Es sin duda el mejor período para dedicar tiempo a ponerse fuerte antes de empezar a aumentar el kilometraje y la intensidad de sus carreras de nuevo.
  • Experimentar. Es el momento para experimentar diferentes tipos de entrenamiento. Inspírate y haz cambios.
  • Consulta a un entrenador para saber si los ejercicios de fuerza, resistencia y ejercicios cruzados son los adecuados para conseguir sus objetivos futuros. Aunque ahora no estamos fijados en objetivos, todo lo que hacemos suma.
  • Lee libros nuevos que te inspiren. Puedes leer libros de psicología del deporte para sentirte más fuerte mentalmente cuando llegue la temporada alta. Escribe un horario con tus metas durante esta temporada baja.

    Un ejemplo de metas sería poder hacer 50 flexiones o ir a clase de pilates dos veces por semana