¿Ayuno intermitente? ¿Es tan bueno como dicen?

Durante años se ha defendido la idea de comer de forma espaciada cada 3 o 4 horas. La ciencia de la nutrición es relativamente nueva y cambia de un dia para otro, por eso lo que ayer era cierto hoy ya no lo es. Para saber más sobre la nueva corriente del ayuno intermitente he investigado y he encontrado cosas muy interesantes, todo basado en estudios reales pues no queremos hablar por hablar y muchos menos a modo de observación.

Comer bien de forma espaciada junto con hacer ejercicio ha permitido perder peso a muchas personas durante los últimos años pero ¿Qué pasa con el ayuno intermitente? ¿Es tan bueno como lo pintan? esto es lo que ha querido descubrir en el estudio “Experiments with Intermittent Fasting” con el doctor Jhon M. Berardi de PrecisionNutrition. Estos señores han hecho lo que se dice “pruébelo usted mismo” durante seis meses. Aunque todavía queda mucho por investigar.

El estudio consistió en probar diferentes tipos de ayunos durante seis meses ya que no se especifica un tipo de ayuno en concreto. Para ello se pesó, midió la masa muscular, midió los niveles sanguíneos y hormonales. En seis meses perdió casi 10 kilos y pasó del 10% de grasa corporal al 4%. El ayuno intermitente resultó ser uno de los métodos más efectivos para perder peso de forma más fácil que la manera tradicional. Además en el estudio se resalta 4 puntos importantes a tener en cuenta:

  • El ayuno intermitente es una buena forma de practicar la gestión del hambre.  Una habilidad esencial
    para cualquier persona que quiera ponerse en forma y mantenerse saludable y en forma.
  • No se puede afirmar que el ayuno más regular con comidas más grandes es más efectivo para perder grasa que el espaciado cada 3-4 horas por lo que los dos pueden ser efectivos.
  • Un ayuno más regular hizo que fuese más fácil mantener un menor porcentaje de grasa corporal.
  • El ayuno intermitente sirve pero no es para todos y tampoco debe serlo. Hay otras formas para conseguir perder grasa, ganar masa muscular y estar sano diferentes al ayuno intermitente. Durante años mucha gente lo ha conseguido sin utilizar este método.

¿Qué es lo que tienen en común todas las dietas que ayudan al mismo fin que el ayuno intermitente?

  1. Control de calorías. Cuando se controlan las calorías, se progresa. Si las controlas comiendo comidas pequeñas frecuentes o comidas más grandes infrecuentes no importa. Lo importante es controlarlo.
  2.  Centrarse en la calidad de los alimentos. La comida fresca, no procesada y densa en nutrientes es imprescindible, independientemente de qué estilo de alimentación adopte.
  3. Ejercicio regular. El ejercicio es una parte crítica de la ecuación. Una vez que los tres han sido atendidos, es una cuestión de preferencia personal y consideraciones de estilo de vida.

¿Quieres leer más sobre el ayuno intermitente o quizá quieras hacer uno de ellos? ¿Te gustaría saber más sobre sus beneficios? te dejo aquí el estudio del que hablábamos para que lo puedas leer cuando quieras y aplicarlo si te apetece.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

Responsable » Cristina Gómez Valdivia (+info)

Finalidad » Gestionar los comentarios.

Legitimación » tu consentimiento (Que me das permiso). (+info)

Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de mujeresrunners.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).

Derechos » Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. (+info)

Cristina Gómez

Me encanta el deporte y admiro a la gente que lucha por conseguir sus objetivos, que se marca retos, gente auténtica que cree en sí misma y no sigue modas, que hace siempre lo que quiere sin importarle lo que opinan los demás. Los que dan el 100 x 100 a cada momento, los que irradian naturalidad. :)