Electroestimulación pectoral: pecho firme sin cirugía

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

¿Quieres que tu pecho tenga una mayor firmeza?

Además de hacer ejercicio físico focalizado en el trabajo de los pectorales, debes saber que existe un tratamiento innovador que te permitirá optimizar tus resultados. Hablamos de la electroestimulación pectoral, un método que consigue aumentar las fibras musculares gracias a la emisión de impulsos eléctricos en el cuerpo. 

Con la electroestimulación pectoral se consiguen mejores resultados que si únicamente realizas ejercicio físico. Pero hay algo que debes tener muy en cuenta: es un tratamiento complementario al deporte. Debes entrenar de forma habitual para que, realmente, este tratamiento surta efecto y te ayude a darle mayor firmeza a los pechos. De hecho, el entrenador personal Alejandro Marcet recomienda combinar la electroestimulación con el ejercicio para mejorar la efectividad del entrenamiento: «la electroestimulación es un gran aliado para reforzar el ejercicio físico, pero no para usarlo sin hacer deporte, excepto en casos de rehabilitación«. 

Beneficios de la electroestimulación pectoral 

La electroestimulación es una aplicación tecnológica que activa las fibras musculares haciendo que el cuerpo se contraiga de manera involuntaria. Estas contracciones inciden de forma directa sobre el músculo y, por tanto, realiza un movimiento similar al que hacemos cuando entrenamos. 

Este aparato es de uso muy sencillo y puede usarse en diferentes partes del cuerpo, pectorales incluidos. Por tanto, resulta un aliado perfecto para aumentar la firmeza en esta zona y que puedas lucir un torso mucho más esbelto, fuerte y escultural. 

Los beneficios de la electroestimulación pectoral son los siguientes: 

  • Mayor contracción de fibras musculares. Esta tecnología activa los músculos en capas más profundas que cuando realizamos entrenamiento físico. Por tanto, se trabaja de una forma mucho más focalizada y aportando resultados altamente visibles. 
  • Más tiempo de trabajo. Otro punto positivo es que la electroestimulación pectoral no cansa tanto como cuando entrenamos haciendo ejercicios pectorales. Esto permite que podamos realizar más repeticiones y que el músculo trabaje más. Sin embargo, se debe ir con sumo cuidado y no fatigar el músculo, porque aunque tú no te canses, la masa muscular sí que está trabajando. 
  • Aumenta la masa muscular. Por supuesto, al trabajar con la electroestimulación pectoral lo que primero lograremos es que el músculo se vea más grande y que, por tanto, mejore nuestro aspecto. Pero, además, también conseguiremos tener mayor fuerza porque el músculo está más trabajado. 
  • Poco riesgo de lesiones. Al ser un aparato que se usa sobre la piel, el riesgo a lesionarse es bastante bajo. Pero siempre es recomendable leer bien las instrucciones del fabricante y nunca exceder el tiempo máximo de uso recomendado. 
  • Reduce la grasa focalizada. También es un aliado perfecto para la grasa que podamos tener localizada en la zona del pecho, ya que cuanto más masa muscular tenemos, menor espacio hay para la grasa. Esto conseguirá que tengamos un pecho más firme y esbelto, así como que nuestra salud esté en mejores condiciones. 
  • Mejora la circulación sanguínea. Otro de los puntos interesantes de la electroestimulación pectoral es que es un método perfecto para estimular la circulación de la sangre y, por tanto, oxigenar nuestro cuerpo. El resultado será una piel mucho más luminosa y con mejor apariencia. 

Aunque los beneficios de la electroestimulación pectoral sean muy notorios, lo cierto es que apenas notarás resultados si no realizas una buena rutina de entrenamiento. Debe tratarse siempre como un extra de tu vida saludable, un refuerzo para optimizar resultados.

Cristina Gómez

Me encanta el deporte y admiro a la gente que lucha por conseguir sus objetivos, que se marca retos, gente auténtica que cree en sí misma y no sigue modas, que hace siempre lo que quiere sin importarle lo que opinan los demás. Los que dan el 100 x 100 a cada momento, los que irradian naturalidad. :)

Ir arriba