El atleta Rafa Zugasti completó 4 IROMANs entre el 2012 y el 2015. En los últimos dos años, se ha centrado en el atletismo de asfalto y en pruebas de ultradistancia de montaña participando en la Marathon des Sables en 2016 y en The Coastal Challenge en 2017.

Has hecho más de séis maratones entre ellos el Maraton Des Sables y has finalizado cuatro Iroman. Háblanos sobre ti, cómo y por qué empezaste a correr.

En mi familia, el deporte siempre ha estado muy presente. Desde que nací que he visto a mi padre salir a correr cada mañana. Hasta el día de reyes tenia que esperar a que volviera de correr para abrir los regalos, que sufrimiento! Más tarde, a los cinco años empecé a hacer excursiones en bicicleta con él, y ese mismo año disputé mi primera carrera, un duatlón que se organizó en el pueblo dónde veraneaba.

Un tiempo más tarde empecé a entrenar y competir en un equipo de atletismo de Barcelona, haciendo pruebas de 60 metros lisos.. y de ahí hasta ahora, pasando por distintas disciplinas como el duatlón de montaña, triatlón distancia IRONMAN y sobretodo carreras populares en general.

Puedes explicarnos un poco cómo son tus entrenamientos, a qué le das más importancia, qué has ido aprendiendo por el camino…

Pues mis entrenamientos se adaptan al 100% a la competición que esté preparando en ese momento. Para mi es primordial entrenar las carreras como se deben, sin mezclar objetivos y cosas raras porque sino es muy difícil dar lo mejor de mi. Ahora está muy de moda competir en exceso, incluso repitiendo carreras un mismo fin de semana y en muchas ocasiones es por puro “postureo“, el precio a pagar no importa.

Debes entrenar y competir en lo que realmente te hace ilusión, no dejarte llevar por modas

Desde hace unas temporadas lo que hago es dividir el año en dos. La primera mitad de la temporada la dedico a preparar un maratón de asfalto a consciencia, ya que para mi es la prueba por excelencia y dónde me siento realmente un corredor. La segunda mitad de la temporada la dedico específicamente a preparar alguna carrera por etapas, un formato en el que actualmente no tengo mucha experiencia pero que espero poder seguir disfrutando durante muchos años. Son pruebas en las que hay que cubrir alrededor de 250km en seis etapas, y que más que carreras yo las veo como aventuras de una semana dónde todos llevamos un dorsal.

Llevaba muchos años pensando en Marathon des Sables y finalmente en 2016 pude cumplir el sueño de participar en ésta espectacular prueba que se disputa en el desierto del Sahara. Se precisan entrenamientos muy específicos y si quieres afrontarla con garantías debes dedicar la preparación únicamente para esa carrera durante varios meses.

Por el camino he aprendido que solo debes entrenar y competir en lo que realmente te hace ilusión, no dejarte llevar por modas y tendencias ya que muchas veces nos vemos inscritos a algunas carreras en las que no estamos a gusto por culpa de dejarnos llevar por los demás. Éste fue uno de los motivos por el que dejé el triatlón hace unos años.

¿Qué recomiendas hacer antes de decidir participar en un Iroman? Consejos, cosas a tener en cuenta…

Básicamente lo que recomiendo es que al igual que cualquier prueba de larga distancia, hay que ser muy consciente de dónde nos metemos. Todo es muy bonito y fácil por los videos que podemos ver por la redes, pero para participar en pruebas de éste estilo hay que estar muy bien preparado y tener una experiencia que nos de garantías de poder terminar y disfrutar a la vez.

rafa zugasti

El “si quieres, puedes” ha hecho mucho daño, ya que si que es cierto que si queremos podemos, pero todo a su tiempo y haciendo las cosas bien, no a lo loco.

Algo que también recomendaria sin duda, es que la preparación se lleve bajo las directrices de un profesional, es decir, un entrenador que tenga experiencia en el sector y que haga una planificación acorde con nuestras características tanto físicas como psíquicas, que sea un motivador y sobretodo con el que haya un feedback continuo y buena comunicación, ya que muchos suelen carecer de esto y es básico para mejorar.

Y por último ¿tus mejores experiencias dónde han sido? ¿y las peores…? ¿Próximos objetivos?

Pues curiosamente las mejores y peores experiencias siempre han ido de la mano. En carreras muy largas y con condiciones extremas de calor y humedad como “Marathon des Sables” o “The Coastal Challenge” pasas momentos muy críticos dónde solo tienes pensamientos negativos, sabes que te quedan varios días por delante y piensas en abandonar en muchas ocasiones pero al final todo está en la cabeza y si consigues ir trampeando con pensamientos positivos hasta terminar, esa experiencia se convierte en la mejor del mundo. Con el tiempo solo te quedas con los buenos recuerdos y quieres volver.

En estos momentos tengo unos objetivos que me hacen muchísima ilusión. Voy a preparar el medio maratón de Valencia que se disputa en octubre dónde voy a buscar mejorar mi marca en esta distancia. Después, el primer fin de semana de Noviembre voy a hacer algo que llevo años soñando, voy a correr el maratón de Nueva York con mi padre. Él la corrió en el año 91 y yo en el 2015, pero correrla juntos va a ser una experiencia inolvidable. Descansaré un par de semanas y me pondré a preparar a consciencia el Marathon des Sables, ya que gracias a mi patrocinador PINK POLLO CREATIVE CHICKEN puedo confirmar que vuelvo al desierto para intentar mejorar el resultado de 2016. Quedan algunas pruebas por atar, pero éstas son las principales y las que me hacen más ilusión.