Mujeres Runners tiene la suerte de entrevistar a la triatleta catalana Alba Amat. Toda una promesa, con una carrera por delante tanto a nivel deportivo como vocacional. Sus respuestas no te dejarán indiferente. Alba es una chica que transmite pasión y energía. Es joven e inteligente y añadimos un adjetivo más: auténtica.

1.¿De dónde surge tu afición por el triatlón?
Realmente, hace muy poco que tengo esa afición. Está en mi tercera temporada como triatleta.
Siempre he hecho algo de deporte, empecé nadando a los 6 años, pero llega un momento que la natación es un deporte para gente que es muy inteligente o gente que vive cerca de la piscina. Ese no era mi caso. Lo deje. Los hermanos menores siempre han seguido a los mayores, por aquella época mi hermana hacia atletismo, así que yo fui detrás. Me especialicé en velocidad, lo máximo que hacia eran 400 metros.

Después de 6 años noté que necesitaba un cambio total en mi vida, dejé el atletismo, me cambié de escuela, le di un giro a mi vida.

Desde que había dejado la natación, no había vuelto a nadar. Pasé de nadar 3 horas diarias a ninguna. Me había olvidado de lo que sentía cuando estaba en el agua. Pero en la nueva escuela hacíamos natación. Cuando me volví a meter en el agua me volví a sentir libre y recordé todo lo que nadar me hace sentir. Esta vez no lo podía dejar escapar. Fui a ver el acuatlón de Badalona y el Triatló de la Vila y noté que ese podría ser mi próximo cambio. La manera de sufrir pero siempre con una sonrisa en la boca, me cautivó. Ya había hecho tantos cambios, que no me importaba hacer uno más. Sabía nadar, sabia correr, lo único que me faltaba era la bicicleta. Pero no me iba a quedar sin hacer ningún deporte, para mí el deporte es una vía de escape. Por suerte el mundo es muy pequeño, me enteré que un vecino mío era triatleta. Fui a hablar con él, me apunté a su club, empecé a entrenar, a competir y me volví adicta a este deporte.

Entrevista Alba Amat

2.¿En qué consiste la preparación de una triatleta? ¿qué consejos darías a alguien que quiere iniciarse?
Cada preparación es diferente dependiendo de tus objetivos. En mi caso, nado entre 9.000 y 12.000 metros semanales, corro unos 20 km y unos 70 km en bici. Aunque cada semana es diferente, depende de los estudios, de la motivación, de si estas en semana de carga o no. Tienes que tener una mente fuerte para poder luchar contra todo lo que se te pone delante. Mi consejo es muy básico y muy sencillo. Escuchar. Escuchar a la gente que ya lo hace porque te darán muchos consejos y escucha tu corazón. Ellos solo buscan tu benefició, aprovéchalo, escucha y observa todo lo que pasé. En las primeras carreras se tiene que ir solo a aprender, que no se preocupe si no puede terminar, hay un montón de carreras.

3.¿Cuál consideras la mejor experiencia de tu carrera deportiva?
Mi mejor experiencia no ha sido ganando ningún triatlón, ha sido cuando lo he disfrutado más. Seguramente ese día podría ser el Triatlón de Tarragona. Dos días antes tuve mi primera caída con la bici. Iba llena de rascadas mal curadas, con el miedo en el cuerpo por si me volvía a caer… pero también fue el día que me grito más gente al verme. Mis amigos, mis padres, mi pareja, muchos amigos que también competían y gente que te anima al ver tu nombre. Puse la mente en blanco, nadé como nunca, saliendo 2na del agua, hice la bici de mi vida, con un buen grupo haciendo relevos y corrí como si me fuera la vida. Se me olvidó lo mucho que me picaban las heridas, el miedo de caerme, lo cansada que estaba de llevar allí todo el día. Salí a disfrutar, sin tensiones y fue la carrera más rápida que he hecho. ¡Este año volveré a repetir! Sin caerme el día antes, espero…

4.¿Es difícil combinar estudios y deporte?¿Cuál es la situación más difícil a la que enfrenta un triatleta?
Nada es fácil y nada te regalan. Una carrera universitaria no es ninguna tontería. Son muchas horas de clase, horas de prácticas, horas de estudio que tienes que hacer sí o sí.
La verdad es que yo he tenido mucha suerte, estudio lo que quiero y donde quiero. Tengo la universidad a 5 minutos andando y tengo el club donde entreno a 15 minutos andando también. Eso me ayuda mucho a que lo pueda hacer todo. Si tuviera que ir a la otra punta de Barcelona, perdería 2 horas al día, las 2 horas que las utilizo para entrenar. Si termino las clases antes, me voy al Club antes de comer, y si no, voy por la noche, para que no me corte la tarde, para cansarme y dormir plana.
La situación más complicada es cuando tu corazón dice una cosa y tu mente la otra. Estas en una época que estas entrenando muy bien y queda poco para una competición importante. Pero llegan los exámenes….
Tu corazón dice que tienes que ir a entrenar, pero tu mente dice que no. Que sino no vas a aprobar el examen.
Sé que lo primero es mi carrera universitaria y después el triatlón. Por muchas horas que le dedique, por mucho que me guste, sé que no voy a poder vivir de ello. Así que primero toca aprobar los exámenes y lo que me sobre, a entrenar y competir.

Entrevista Alba Amat

5.¿Qué cualidad crees que es necesaria para practicar el triatlón?
Nunca darte por vencido. Puede que sea un tópico, pero es la verdad. Si te caes en bici, te levantas, sigues y vas a tope para volver dónde estabas. Si te caes corriendo, te levantas y sigues. Si un entreno no va bien, ya vendrá otro que será mejor. Si una carrera no ha sido como esperabas, haz otra para quitarte la espina. Sigue, sigue, sigue y llegarás dónde quieras.

6.¿Tienes alguna manía en el deporte?
Sí, me sumo al club de deportistas que tienen manías raras. Nunca me pongo a dormir el día antes, sin tener el chip en mi tobillo. Creo que, si no me lo pongo el día antes, me ira mal o me lo dejaré y siempre, siempre, siempre tiene que estar en el pie izquierdo que es con el que entro siempre a meta. No hay línea de llegada que no pise primero con el izquierdo, creo que me dará mala suerte para la próxima….

7.¿Próximos objetivos?¿te gustaría participar en un IronMan?
No tengo muchos objetivos a muy larga distancia, porqué si algo sale mal, me derrumbo. Voy más al día a día, a darlo todo en todo lo que hago, aun así, tengo como objetivo mejorar todos los tiempos de las competiciones que hice en 2016 y ¡hacer mi primer triatlón Olímpico! Terres de l’Ebre será ese lugar dónde me estrenaré. No voy a ser finisher, voy a intentar hacer un buen papel, así que me tocará entrenar muy muy muy duro.
¿A quién no le gustaría participar en un IronMan? Claro que me gustaría, pero este momento aún no ha llegado y tardará mucho en llegar. Tengo 18 años, tengo esa chispa que se tiene que tener para hacer buenas carreras de 5-10km, esa chispa que se necesita para hacer Sprints y Olímpicos, esa rabia para luchar las carreras, para pelearme en el agua, coger buen grupo de bici y darlo todo corriendo. Cuando ya no pueda luchar las carreras, cuando vea que un Sprint y un Olímpico no me motiva, que se me hacen cortos, me lo plantearé. Tengo toda la vida para hacer un IronMan, pero para luchar las metas, en corta distancia, no. Cada cosa en su momento.

No me motiva hacer algo por hacerlo, por decir “SOY FINISHER”

Soy competitiva y si voy a hacer algo, lo voy a preparar mucho y darlo todo. Disfrutar sufriendo, pero no muriendo. Repito, no me va eso de hacer por hacer. Si lo hago es para hacer un buen tiempo y poder disfrutarlo al máximo. Tengo que estar bien preparada para disfrutar y ahora tampoco tengo el tiempo necesario. Toca esperar, quizás en el 2028.. o por ahí, pero seguro que hago alguno.

8. En ocasiones has dicho que tu medio es el agua. ¿Podrías explicarnos qué significa nadar para ti?
Para mí, el agua lo es TODO. Con 6 meses, mis padres se apuntaron a uno de esos cursos de natación para recién nacidos, puede que sea por culpa de eso que me encante nadar.

En el agua puedo hacer de todo, mi mente es libre

En el agua puedo hacer de todo, mi mente es libre, simplemente me deslizo por encima. Mientras nado siempre hay una sonrisa en mi cara, puedo cantar por dentro y nadar al ritmo de la música, puedo repasar lo que he aprendido en clase o estudiar exámenes, puedo pensar en lo que haré el fin de semana; es el mejor sitio para pensar en todo y a la vez no pensar en nada.
Tengo esa sensación de libertad, lo veo todo mucho más claro, me relajo, disfruto de cada brazada, de cada viraje, de cada metro. Es mi terreno y es donde me encuentro más feliz, dentro del agua. Cuando no sé qué hacer, cuando me preocupa algo, dentro del agua saco las ideas más claras.

Muchas gracias Alba. Desde Mujeres Runners te deseamos mucha suerte en tus competiciones y que disfrutes tu dos carreras, tanto la deportiva como la profesional. Go!