Crónica de Marta Sánchez, ganadora del Barcelona Triathlon

La Barcelona Triathlon es una prueba especial para mí ya que desde que empecé hace 5 años en este deporte llamado triatlón, cada año he participado en ella.

A lo largo de la mañana se disputaban todo tipo de distancias; empezando por la olímpica (1500mts/40km/10km), la sprint (750mts/20km/5km) y acabando por la supersprint (350mts/10km/2.5km). Además cada una de estas distancias se podía hacer por relevos, es decir, equipos de 3 donde cada uno realizaba un segmento. Por algo es uno de los triatlones más populares de Europa, no sólo por la oferta sino por el escenario donde se realiza.

La primera salida era a las 8.10h de la mañana del domingo 8 de octubre en la playa de la Mar Bella y salíamos juntos tanto chicos como chicas élite. Una singularidad de esta prueba es que ambos sexos pueden hacer drafting o “ir a rueda” unos de otros en el segmento ciclista y eso lo hace más emocionante ya que se puede jugar con otra estrategia.

La mía era clara: nadar lo más rápido posible para tratar de ir con un grupo de chicos en bici y sacar ventaja sobre mis rivales, ya que la carrera a pie siempre ha sido mi punto débil. Salí la primera chica del agua con una ventaja de unos 40” pero no fue suficiente y en el km 5 del tramo ciclista me atraparon Ana Mariblanca y Anna Flaquer junto a otro chico. La carrera transcurría en paralelo al mar y se podían ver muy bien las referencias con los rivales. En la última de 4 vueltas, Laura Gómez nos alcanzaba junto Llibert Fortuny. En ese momento sabía que nos lo jugaríamos todo en la carrera a pie.  Nos bajamos a correr juntas y durante los 10km nos fuimos controlando las cuatro, todas nos conocíamos así que sabíamos más o menos los puntos débiles y fuertes de cada una. Yo sabía que si llegaba al sprint tenía todas las de perder, así que a falta de 3km decidí hacer una cambio de ritmo donde pude sacar algo de ventaja sobre Anna Flaquer y Ana Mariblanca. A falta de 2km me sentí con fuerzas para acelerar un poco más y ya sin mirar atrás, únicamente pensando en el arco de meta. Sólo cuando lo crucé supe que había vencido. El final fue muy ajustado llegando Ana Mariblanca segunda, seguida por Laura Gómez y Anna Flaquer con una bonita lucha entre las cuatro hasta los últimos metros.

Estoy muy contenta ya que año tras año he ido mejorando y este triatlón ha sido el escenario que lo ha vivido. Además que tus amigos, familiares y pareja puedan venir a verte y animarte no tiene precio.

Marta Sánchez