Mejorar la técnica en Natación para Triatlón

Hola! espero que estes bien…hoy voy a hablar de la técnica de natación para mejorar las habilidades en Triatlón siguiendo con el tema donde lo dejamos el lunes pasado.

Trabajar las habilidades en natación es muy importante para ganar en velocidad ya que sin una buena técnica puedes pasarte horas nadando y no conseguir ser más rápido. Además ayudará para ganar en economía, algo que es esencial en Triatlón.

¿Qué es lo que importa mejorar?

Aunque es verdad que para mejorar la técnica todo el cuerpo es importante, desde los dedos de la mano, posición corporal, patada…vamos a centrarnos sólo en mejorar lo que realmente no hará más rapidos nadando en aguas abiertas. Por ejemplo, mejorar la patada o la posición de los dedos nos servirá de muy poco para nadar en aguas abiertas, la patada nos servirá al entrar en el agua y para rodear la bolla.

Para mejorar en aguas abiertas y ser más rápido tienes que trabajar en orden de aparición las siguientes habilidades:

Posición:

Se trata de no relentizarte mientras nadas. Si nadas con la cabeza levantada y la vista mirando al frente bajarás la cadera y por tanto irás como arrastrandote, esto te hace más lento y respirarás peor.

Tienes que nadar mirando para abajo, hacia el fondo de la piscina y cuando quieras mirar hacia delante hazlo con la punta de la nariz apuntando siempre hacia abajo como si intentarás ver por encima de las gafas. En aguas abiertas tienes que ir controlando los puntos de referencia y lo harás independientemente de la posición de la cabeza. Hazlo siempre manteniendo la nariz apuntando hacia abajo. Te llevará pocas sesiones conseguirlo y ganarás mucho. Antes de empezar tu sesión de piscina ensaya la posición fuera de las piscina.

Te dejo un video donde verás rapidamente como tienes que hacerlo. Visualizalo siempre antes de entrenar. ¿Lo haces bien? genial, entonces sigue con la siguiente habilidad:

Dirección:

Una vez domines la posición puedes empezar con la dirección. Se trata de la dirección que toman los brazos y las manos al entrar en el agua. hay que nadar en la dirección en la que queremos ir sin cruzar la linea de dirección. Es como correr cruzando los pies antes de tocar en el suelo, seria totalmente ineficiente.

Hasta que no consigas nadar en la dirección correcta en el momento de entrar en el agua no podrás mejorar en natación. Esto supone otro 20% por lo que presta mucha atención.

La mano debe entrar  delante del hombro no de la cabeza

Para saber si nadas cruzando haz que te grabe alguien de frente, a veces pensamos que lo hacemos en la dirección correcta solo porque lo hemos hecho miles de veces de la misma manera. Puede que cruces ambos brazos o uno.

Para saber si lo haces bien ponte de pie al lado de la piscina y dobla la cintura haciendo la brazada como lo harías normalmente. Te darás cuenta hacia donde va la mano, debe estar delante del hombro nunca cruzandose.

Haz este movimiento bien fuera de las piscina varias veces antes de hacerlo en la piscina. Puedes decirle a alguien que te supervise.

Te dejo un video que me ha gustado para que visualices la técnica en diferentes aspectos entre ellos la dirección.

Un truco es nadar como un pingüino, entrando las manos más allá de los hombros, te darás cuenta que en realidad lo estas haciendo correctamente sólo que la sensación es rara. Cuando hagas diferentes sesiones nadando así ( haz que te grabe alguien para ver como lo haces), ya te saldrá solo y no te sentiras como un pingüino 😉

Longitud:

una vez mejoramos en las dos habilidades anteriores vamos a ir a trabajar la longitud, muy importante para ser más veloz.

Se trata de nadar como una lancha motora y para ello tienes que ser largo y estrecho en el agua. Para mejorar esta habilidad es recomendable utilizar el pullbyoy para mantener la atención en la posición superior del cuerpo.

El primer ejercicio es el de la bofetada, como si fueras un pícher que lanza la bola estirandote y abofetea el agua. Cuando la mano abofetea el agua el brazo tiene que estar totalmente extendido como el de un picher. Cuando más lances lejos la pelota mejor.

Agarre:

En una piscina el agarre se produce cuando la palma de la mano apunta a la pared de la que te alejas cuando estas nadando.

El agarre empieza antes de entrar la mano en el agua.

Ponte de pie al lado de la piscina doblado por la cintura con ambos brazos a los lados, realiza una brazada con un brazo manteniendo el otro recto. Estírate, los brazos deben inclinarse durante la brazada para maximizar la longitud. Cuando los brazos consigan su máxima longitud apunta los dedos hacia abajo, ahora tienes un agarre, tira con el brazo hacia abajo y hacia atrás.

Repite con cada brazo el ejercicio fuera del agua e interiorizalo, luego hazlo en la piscina. Dentro del agua debes hacer el ejercicio del molino. Con un Pull boy nada como si fueras un molino, mantén siempre los brazos rectos sin doblar nunca los codos cuando estén fuera y dentro del agua. Mientras la mano y el brazo se balancean estírate tanto como puedas como hacias en el ejercicio de la bofetada, en lugar de abofetear el agua apunta los dedos hacia abajo al entrar en el agua.

El ejercicio del molino mejorará mucho tus habilidades nadando!

Esto es todo por hoy! a seguir entrenando 😉

Cristina

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

Responsable » Cristina Gómez Valdivia (+info)

Finalidad » Gestionar los comentarios.

Legitimación » tu consentimiento (Que me das permiso). (+info)

Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de mujeresrunners.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).

Derechos » Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. (+info)

Cristina Gómez

Me encanta el deporte y admiro a la gente que lucha por conseguir sus objetivos, que se marca retos, gente auténtica que cree en sí misma y no sigue modas, que hace siempre lo que quiere sin importarle lo que opinan los demás. Los que dan el 100 x 100 a cada momento, los que irradian naturalidad. :)