Vamos a cerrar Julio, para muchos implica ya estar de vacaciones, pero para otros (sobre todo los atletas de pista ) llega la prueba más importante de la temporada; esa para la que has pasado tantas horas dando vueltas al tartán, en la que esperas hacer una buena marca o un buen puesto y cerrar así la temporada para comenzar en el descanso.

En mi caso…. nada de eso jajaja. Es cierto que este año con mi vuelta a Burgos he pasado muchas horas en la pista, aunque han sido enfocadas a otras pruebas y no tanto a marcarme un objetivo en la pista, de hecho desde abril que me centré en la montaña no he tocado el tartán.

A excepción del Nacional de 10.000, que es una prueba que intento no perderme nunca en abril y en la que este año me tuve que retirar por un golpe de calor…. reconozco que en estas fechas se mezclan mis ganas de correr un 5000 o unos obstáculos con las ganas de meter kms o seguir por la montaña; y ya llegas con el chip un poco quemado e intentando desconectar.

Así que el miércoles cuando ví mi nombre incluido en la prueba de 5000 del Nacional que se disputa este fin de semana en Barcelona no sabía muy bien como reaccionar, me asaltaron bastantes dudas….

Por un lado tenía ganas de poder cerrar la temporada con una competición en pista, una marca que al menos me quitará la espinita del abandono del 10.000…. pero por otro lado pensaba ¿estaré recuperada del todo de la montaña? ¿mis piernas asimilarán esos ritmos rápidos de carrera? ¿ Podré acercarme o mejorar mi mmp?…. en fin, conversaciones internas que o te animan o te desmotivan.

Pues bien, a día de hoy se que estoy cansada de la temporada sí, pero también he estado haciendo aún muy buenos entrenos e incluso alguna marcas en las series esta misma semana, que para mi que soy una tía Diesel y nada rápida….ver unos segundos menos en el crono anima mucho.

En definitiva, llego motivada y con ganas, con el objetivo claro de disfrutar pero también de ver como finaliza mi cuerpo esta temporada en la que se ha tenido que adaptar a todo tipo de entrenos y competiciones, desde la ruta y el cross hasta la montaña y de premio final la pista.

Mi recompensa particular: poder compartir esto con mi compi Ana Lozano, que estoy convencida que lograra la medalla (yo apuesto por un oro jeje) y además poder visitar Barcelona, que es de mis ciudades especiales.

Pasad buen fin de semana, y nos vemos por teledeporte si se portan bien con la retransmisión…. el domingo a las 20’50😉