Prueba de esfuerzo en Ergodinámica Clínica con el Doctor Daniel Brotons.

Cada vez estamos más concienciados de la importancia de realizar una prueba de esfuerzo para poder entrenar tranquilos sabiendo que todo va bien. Aún y así, todavía hay mucha gente que entrena y se prepara para carreras, triatlones e incluso Maratones sin haberse hecho nunca una prueba de esfuerzo. Tenemos que recordar que el corazón es un músculo como cualquier otro y hay que revisarlo, cuidarlo sabiendo que un sobreentrenamiento con una mala recuperación puede lesionarlo y provocar una arritmia. Por ello, todos los que practicamos deporte debemos hacer una revisión médica deportiva.

Ayer realicé la prueba de esfuerzo en Ergodinamica Clínica con el Doctor Daniel Brotons, cabe destacar que es el doctor habitual de Kilian Jornet. Primero de todo repasamos mi historial médico, entre otras cosas (operaciones, patologías…) para saber también si yo o algún miembro de mi familia había sufrido alguna vez algún problema de corazón.

¿En qué consiste la prueba de esfuerzo?

La prueba de esfuerzo se puede hacer o bien en la cinta de correr o en la bicicleta. Yo decidí hacer la prueba en la cinta porque corriendo subes más de pulsaciones, así me explicaba el Doctor Daniel Brotons, y yo suelo correr también.

Se trata de analizar la respuesta del corazón al ejercicio y al máximo esfuerzo. Se mide el pulso, la tensión y la actividad eléctrica del corazón a través de aparatos mientras caminamos sobre una cinta, primero calentando y luego cada vez más rápido. Con esta prueba el Doctor puede detectar patologías que no aparecen en condiciones de reposo.

La prueba de esfuerzo paso a paso

Primero de todo, una vez cambiados con nuestro equipamiento para correr, el doctor escucha tu corazón con el estetoscopio, inspirando y expirando mientras vas aguantando la respiración. Luego te pesará y medirá. Además, para realizar la prueba te preguntará el tiempo en que realizas los 10K para saber a qué velocidad vamos a correr.

El siguiente paso es colocar los electrodos en el pecho alrededor del corazón, tanto por la parte superior como la parte inferior, esto es porque se pueden detectar problemas también en la parte inferior del corazón. En la espalda también se colocarán electrodos para poder ver el corazón.

Anécdota interesante!

Mientras iba preparando todo para la prueba, el doctor me preguntó cuánto tiempo hacía que corría, le expliqué que hacía poco que había vuelto a correr ya que había sido madre. Me estuvo explicando que las mujeres, después de tener un hijo somos más fuertes y me recomendó un documental que habla del dopaje con embarazos y hormonas en los años 60 durante la República Democrática Alemana (RDA), os dejo un enlace a un documental que habla sobre el tema, es brutal e inhumano lo que llegaron a hacer durante la RDA a las mujeres deportistas así como a los hombres :S

La verdad es que yo sí que he notado más resistencia después del embarazo. Le comenté que pensaba que era por haber pasado por el parto que es muy doloroso 😉  sin embargo me explicó que tiene que ver con el cambio hormonal que se produce durante el embarazo.

Una vez se colocan los electrodos, se mide la tensión ( la va midiendo en el transcurso de la prueba, más o menos al inicio, a la mitad y al finalizar). También, en un dedo de la mano se mide con un pulsioximetro la cantidad de oxígeno en sangre, al inicio y al finalizar. Esto le sirve al doctor para valorar si el cuerpo se recupera bien después de trabajar en anaeróbico, donde nos falta oxígeno, así como pasa en la alta montaña. En mi caso pasé de un 89% a 83%, algo que dice está muy bien ya que recupero el oxígeno muy rápido. Cuando hay mala recuperación es importante ver dónde está el problema, puede ser un problema de asma, cansancio crónico u otras patologías. Es muy importante ir siempre a la raíz del problema.

Por otro lado, el doctor me comentaba que la mujer deportista ha de controlar bien los niveles de hierro y otros minerales. Si hemos hecho un análisis donde sale reflejado una falta de hierro, no basta con que nos den más hierro, hay que indagar por donde se pierde ese hierro para acabar con el problema. Puede ser por una excesiva sudoración, entre otras cosas. Antes de ir a la prueba de esfuerzo, yo había realizado un análisis de sangre y todo salió bien. Te recomiendo hacerte el análisis antes de ir a realizar una prueba, cuantos más datos aportes, mucho mejor.

Empezamos! Ahora si. Se calienta andando progresivamente durante unos minutos y corremos poco a poco hasta llegar al máximo en un total de tiempo de 16 minutos. Mi recuperación se dio en 3:50 minutos. Tanto en reposo, durante el esfuerzo y en la recuperación, no se detecta ninguna arritmia.


La tensión esta bien y el comportamiento cardiovascular es bueno con una recuperación también buena. La desaturación de oxígeno es del 93% lo que demuestra una muy buena oxigenación de la sangre en condiciones anaeróbica.

Después de la prueba, el veredicto

Y cómo os comentaba el veredicto fue positivo, por lo que me fuí bien contenta sabiendo que podía dar más de mi sin miedo. Cuando hago series siempre me paro antes de miedo porque no sé hasta dónde puedo llegar. Ahora, tengo vía libre y como me decía en broma el doctor no es que pueda es que debo hacerlo 😉 Go!

Después de la prueba puedes ducharte ya que tienen taquillas, y baño con ducha.

Cosas importantes a destacar

Mientras el Doctor me daba el resultado y me lo explicaba con detalle, me informaba de algunas cosas importantes como cada cuanto hay que hacerse una prueba de esfuerzo. Como decíamos al principio, el corazón es un músculo y se puede lesionar, por tanto, lo ideal es hacer una prueba cada año para evitar posibles complicaciones.

Como véis no hice la prueba con la mascarilla, ésta sirve para pruebas más específicas, es la típica prueba que se hace cuando te la pide un entrenador para mejorar. No descarto hacerla más adelante si en algún momento tengo un entrenador que me marque objetivos más serios.

¿A qué edad se debe hacer la prueba de esfuerzo?

No hay una edad, todo el que haga ejercicio físico, practique un deporte y entrene debe hacerse una prueba de esfuerzo. No importa si tiene 7 años o 70. El doctor me comentaba que había encontrado cardiopatías en niños de 7 años que había enviado la Federación para una revisión médica deportiva. Nunca sabemos en qué estado se encuentra nuestro corazón hasta que realizamos una revisión médica deportiva.

Otras cosas que me comentó el Doctor y que quiero compartir contigo

  • La importancia de hidratarse sin encharcarse. Es muy importante que nos hidratemos con agua mineralizada ya que cuando hacemos ejercicio perdemos minerales.
  • Para saber si nuestro corazón funciona bien hay que fijarse en la recuperación. Si nuestra recuperación es más lenta de lo habitual hay que encender el piloto rojo y revisarnos.
  • Siempre hay que entrenar haciendo un baremo entre entrenamiento y recuperación. Si entrenamos más fuerte recuperaremos más tiempo. Hay quién por sobreentrenar ha estado un año de recuperación por culpa de una arritmia.
  • El doctor se ha de “mojar”, así me lo decía él. Si ve que puede haber alguna complicación hay que indagar más y no quedarse en la superficie.
  • Cada día hay más mujeres que corren, sólo hay que fijarse en carreras como la Jean Bouin donde hay más mujeres que nunca, entre muchas otras carreras y maratones.  El problema viene cuando nos ponemos retos en muy poco tiempo, esto se traduce muchas veces en lesiones. Chicas! mejor vamos poco a poco y con buena letra 😉

Sin duda os recomiendo a Ergodinamica como vuestra clínica de confianza, son unos grandes profesionales. Os dejo el enlace a la clínica para los que queráis saber más: Ergodinámica Clínica. En Barcelona está situada en Paseo Bonanova 88 y la tenéis en otras poblaciones. Nuestra Runner Jimena Martín está en Ergodinámica de Burgos 🙂

Espero que te haya gustado este artículo sobre la prueba de esfuerzo y te haya sido útil ¿ Tienes alguna duda? si es así no dudes en escribir!