Reducir la inflamación y evitar las agujetas con el OMEGA 3

Cuando se practica un deporte como correr, ir en bici o nadar, es de vital importancia tener en cuenta una buena alimentación y su asimilación. La alimentación es nuestra gasolina, si es de baja calidad, las prestaciones que nos dará serán seguramente a su altura. De forma análoga funciona nuestro organismo.

Todos sabemos que lo ideal para estar sanos es hacer ejercicio tres veces por semana pero esto no basta, es necesario alimentarnos de forma sana y variada para recuperarse de forma correcta, restituyendo todo aquello que hemos consumido. Cuando entrenamos más veces, cada día, es necesario tener en cuenta los suplementos como el OMEGA 3.

Otras veces hemos hablado de la importancia de la proteína, hoy, sin embargo, vamos a hablar del Omega 3 porque es uno de los elementos nutritivos fundamentales, sobretodo cuando practicamos un deporte. Las grasas Omega 3 son consideradas grasas esenciales, es decir, nuestro organismo es capaz de sintetizarlas de forma autónoma y por tanto lo tenemos que asumir a través de la alimentación.

El Omega 3 es de vital importancia para el buen funcionamiento del cerebro y para el normal desarrollo de nuestro organismo. Existen tres variantes: Acido Alfa-linolenico (ALA) de origen vegetal, Acido eicosapentaenoico (EPA) y el Acido docosaesaenoico (DHA), de origen animal.

Pero…en cuanto a la actividad física ¿Para qué sirve?

Entrenar significa someter al cuerpo a estres, algo que puede tener repercusiones sobre el tejido y las articulaciones. Baja de forma considerable el nivel prestaciones de nuestro organismo exponiéndonos a un mayor riesgo de lesión. El Omega 3 es un excelente antiinflamatorio, reduciendo la concentración de las citoquinas inflamatorias, moléculas que avisan a nuestro organismo de que algo que no funciona bien).

Además, el Omega 3 nos ayuda a reducir las dichosas agujetas después de hacer deporte

Las agujetas aparecen después de cualquier ejercicio físico, sea aerobico o anaerobico, y aparecen con mayor frecuencia después de los ejercicios de fuerza sobretodo cuando se llega a un agotamiento muscular provocando lesiones microscopicas del tejido muscular y conectivo. Las grasas Omega 3, nos ayudan a combatir estas molestias porque ayudan a mejorar la flexibilidad y elasticidad de los músculos, reduciendo así el riesgo de daños musculares durante el ejercicio y a la vez que reducen la concentración de citoquinas inflamatorias. 

El Omega 3 mejora de forma notable nuestra forma física y nos ayuda a mejorar en nuestro entrenamiento ya que reduce la fatiga física y mejora la respuesta de nuestro organismo.

Según los estudios, la dosis recomendada es de 1200mg de grasas Omega 3.  La cantidad indicada equivale a 2 o 3 porciones de pescado a la semana.  Como alternativa podemos encontrar suplementos de Omega 3 en farmacias o herboristeria.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

Responsable » Cristina Gómez Valdivia (+info)

Finalidad » Gestionar los comentarios.

Legitimación » tu consentimiento (Que me das permiso). (+info)

Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de mujeresrunners.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).

Derechos » Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. (+info)

Cristina Gómez

Me encanta el deporte y admiro a la gente que lucha por conseguir sus objetivos, que se marca retos, gente auténtica que cree en sí misma y no sigue modas, que hace siempre lo que quiere sin importarle lo que opinan los demás. Los que dan el 100 x 100 a cada momento, los que irradian naturalidad. :)