Los que me seguís por las redes sabéis lo mucho que me gusta hacer deporte. En mi casa, mis padres tenían claro que el deporte era esencial. Mi hermano probó varios deportes y yo hice lo mismo. Los deportes en equipo me enseñaron unos valores que ahora agradezco inmensamente. El deporte significa superación personal, aprender a ser humilde y reconocer cuando lo estás haciendo mal, sin esto nunca mejoraríamos.
Cuando practicas un deporte, lo primero que te enseñan es que “para competir hay que saber perder” y sobretodo respetar al rival. El respeto, el compromiso, la colaboración y la superación personal son otros de los valores que los niños aprenden haciendo deporte desde bien pequeños.

Running, un deporte para todas las edades

Cuando era más grande, alrededor de los 22 años, cada vez que me encontraba fuera de casa o no tenía la posibilidad de apuntarme a un gimnasio salía a correr. Aunque me faltaba algún kilo de más, siempre he sido de complexión delgada, yo no hacía deporte para estar en linea, para mi era una necesidad porque hacer deporte me hacía estar todo el día con mucha energía y buen humor. En la Universidad combinaba el running con días de tenis con las amigas y natación. La verdad es que era el momento favorito del día. Lo mejor de hacer deporte es que aprendes a socializar, a compartir con los demás, a ponerte en la piel del otro, a empatizar.

Durante muchos años, salía a correr con las zapatillas del gimnasio, no sabía la importancia que tenía un buen calzado y menos en cuanto a la seguridad. Pero además no era consciente de cuán necesario es estirar y calentar, ni de lo importantes que son el esfuerzo, la constancia y la técnica en este deporte. Por tanto, así era imposible proponerme metas, retos y hacer un entrenamiento consciente. Todo esto hizo que me desmotivará bastante porque salía a correr y cuando hacía un sobreetrenamiento lo dejaba estar por un tiempo. Hasta que un día, viendo que mucha gente se había animado a esto del running y lo hacían bastante bien, me propuse practicar running como un deporte más, como hacía de pequeña, tomándomelo en serio.

Mujeres Runners con el deporte

Así fue como nació mi blog de Mujeres Runners en el 2013, justo cuando me fui a vivir a un pueblo costero donde estaba rodeada de naturaleza y montaña. El blog nació con el objetivo de compartir con la comunidad runner mi experiencia mientras lograba mi objetivo, aprender a correr. Pronto se convertiría en mi PASIÓN. Como decía, uno de los valores que transmite el deporte es el de socializar, gracias a él durante toda mi vida he conocido y compartido experiencias increíbles con gente que a día de hoy son compañeros y amigos. En mi casa me enseñaron a ser agradecida y esto es algo que me gusta mucho porque gracias a este blog y al running he conocido a gente maravillosa, el tipo de gente que te ayuda en los momentos difíciles.

Respeto y compromiso, dos valores que se aprenden corriendo

Cuando nos hacemos mayores, los compromisos con el trabajo, la casa, el estrés, la falta de tiempo hacen que no encontremos mucho tiempo para las cosas que nos gustan como practicar deporte. Sin embargo, todo se puede cuando lo quieres de verdad. Esto es algo que se aprende cuando decides salir a correr. Cuando quedas a las 7 de la mañana con un amigo para salir a correr significa que te has comprometido y sólo los cobardes se quedarán en la cama. Fuera de bromas, cuando te comprometes es más fácil hacer las cosas, por eso salir a correr acompañado es muy positivo. Se trata de una cuestión de respeto y compromiso a la vez. Cuando además le sumas un objetivo común como una carrera, la cosa puede ser muy divertida.

Un espíritu de mejora y superación que no te dará tregua

Esta es la parte que más me gusta. El deporte te aporta ese espíritu de mejora constante. Si te lo tomas en serio sólo querrás mejorar y eso es muy bueno porque para mejorar es necesario hacer un esfuerzo y reconocer los propios errores. Cuando un niño tiene un día malo entrenando, los padres lo escuchan, le preguntan y le aconsejan como puede mejorar también su actitud. Para mi, sin la humildad y el espíritu de mejora el deporte no tiene razón de ser.

Todavía recuerdo aquellos partidos de Volley Ball cuando me quedaba en el banquillo y mentalmente malmetía a la entrenadora pensando que se había equivocado con la decisión. Sólo luego, hablando, era cuando entendía y aceptaba el hecho de que yo también podía estar en el banquillo como cualquier otro miembro del equipo. Ahora lo recuerdo todo como una anécdota divertida. Curiosamente de mi infancia las cosas que mejor recuerdo son momentos relacionados con el deporte porque gracias a él aprendí y disfrute mucho.

Si quieres mejorar, en el siguiente video tienes algunos de los mejores consejos de la mano de Toni Abadía.

Una cuestión de salud. La importancia de una alimentación saludable

Todo lo anterior está genial pero todavía no hemos acabado. El deporte mejora tu salud y además te ayuda a crear consciencia de tu cuerpo. La motivación y el espíritu de mejora hacen que te preocupes más por llevar una vida sana y aprender a comer de forma saludable.

Seguridad corriendo, evitar lesiones

Por último y no menos importante, como cada maestrillo tiene su librillo en cada deporte tomamos las medidas necesarias para evitar lesionarnos. Escoger una buena equipación, zapatillas de running adecuadas y ropa cómoda transpirable es primordial.

Sobretodo y muy importante antes de empezar a practicar cualquier deporte, hay que hacer un chequeo a nuestro corazón y a nuestro estado de salud en general. Hazte la prueba de esfuerzo para estar más tranquilo y seguro. Y recuerda que no hay que ponerse metas muy grandes en poco tiempo, lo ideal es ir aumentando la distancia gradualmente según nuestras posibilidades. Sí lo haces volverás a salir a correr y el éxito, entonces, está asegurado. Cepsa lo sabe por eso lo tiene en cuenta cuando piensa en mejorar tu entrenamiento, para unos entrenos más seguros a la vez que divertidos donde puedas dar el máximo de la manera más eficiente posible.