Running y alimentación: las claves para el equilibrio perfecto

Cuando practicamos ejercicio como el running  es indispensable cuidar nuestra alimentación. Una buena alimentación combinada con deporte es la clave para una buena circulación en nuestra sangre y mantener los órganos y tejidos en funcionamiento evitando que se atrofien.

ensalada runners dieta

 

Alimentación antes de practicar deporte

Antes de practicar deporte nos conviene comer algo que podamos digerir bien y que nos aporte energía de forma rápida, esto es posible a través de la fruta dulce y las verduras que son ricas en almidón y los vegetales de hoja verde. Un buen batido verde antes de irnos a correr o entrenar serán la mejor opción, evitando los picos de glucemia, siendo mejor estos que los zumos que llevan más cantidad de azúcar (glucosa). Esto hace posible que obtengamos la energía paulatinamente. Puedes escoger otras opciones como burritos de fruta envueltos de lechuga…

Por otro lado, para poder perder grasa, si ésta es nuestra meta, consumiremos las frutas más ácidas ya que movilizarán las reservas de grasa para obtener energía.

Las proteínas y el deporte

La proteína animal nos aporta los aminoácidos esenciales a la vez que deja residuos tóxicos en nuestro cuerpo, generando radicales libres y gastando mucha más energía para todo el proceso. Todo ello crea acidez, cansancio y inflamación. Por ello, buscar otras fuentes de proteínas es la opción más saludables y porque no necesitamos tanta proteína animal como consumimos habitualmente a diario. Las proteínas que provienen de los vegetales son mucho más limpias, nos aportan los aminoácidos por separados y son mucho más fáciles de asimilar sin generar tóxicos.

Qué necesita nuestro cuerpo cuando hacemos deporte

Lo que el cuerpo necesita para fabricar musculatura son aminoácidos (esenciales y no esenciales) y éstos los podemos conseguir a través de los vegetales como las legumbres, frutos secos, semillas, vegetales, raíces, germinados, algas, cereales… Cuanto más natural y más crudo mejor será su biodisponibilidad y capacidad de absorción.

Las recomendaciones diarias de proteínas según la OMS son de 0.8gr/kg

En la lactancia, embarazo o en el caso de que queramos incrementar musculatura, las necesidades se pueden ver aumentadas hasta 1-1.15 kg.  Para incrementar la musculatura deberemos crearle una necesidad al cuerpo y esto es igual a realizar ejercicios de musculación: yoga, escalada, levantar pesas.

Por último, recordarte que puedes encontrar más consejos útiles en la entrevista que le hicimos a Astrid Barqué, donde nos explicaba que comer antes, durante y después del practicar deporte.