¿Sabes cuál es el riesgo de consumir suplementos de Vitaminas y Minerales?

Suplementos de Vitaminas y Minerales y sus riesgos:

Hoy en día estamos rodeados de productos enriquecidos o fortificados en vitaminas, en ambos casos se trata de añadir deliberadamente alguna sustancia a un alimento. Unos porque carecen de esas vitaminas de las que se enriquecen, otros porque han perdido parte de esas vitaminas y necesitan ser fortificados. Hay que tener mucho cuidado ya que en muchos casos se trata únicamente de una cuestión de MARKETING.

Disfruta de comer variado

Por ejemplo, un bollicao suele estar enriquecido con hierro llevando la cantidad diaria necesaria que necesita un niño, por tanto, es fácil tomar más hierro de lo que necesitamos a través de la ingesta de productos enriquecidos. Si un niño come tres bollicaos al día ya estaríamos por encima de lo recomendado diariamente.

Hay un tipo de vitaminas y minerales que son necesarios tomar como suplementos cuando no podemos obtenerlos de forma natural a través de los alimentos, algún ejemplo sería el Ácido Fólico en el caso de las mujeres que se quieren quedar embarazadas o por ejemplo el calcio para las madres lactantes. Otro tipo de Vitamina necesaria que se puede tomar como suplemento en caso de no poder tomar el sol o no poder tomar alimentos que la contengan, es la Vitamina D, ésta Vitamina la podemos encontrar en pescados como el salmón.

Por otro lado, hay personas que necesitan suplementos de Hierro o calcio por una falta estos en la alimentación o pérdida excesiva. En estos casos, será el médico el encargado de recomendarlos para que hagan su función. 

Sin embargo, si consumimos deliberadamente vitaminas  y minerales a través de suplementos o alimentos enriquecidos, no sólo pueden no servir a “nada” sino que puede ser perjudicial para la salud. 

Existen estudios que afirman que las personas que consumen suplementos de vitaminas y minerales alimenticios están más sanos y tienen menos enfermedades pero curiosamente no es debido a la ingesta de estos sino porque suelen ser personas que se cuidan más y por tanto están más sanos.

La cuestión es ser como una persona que toma suplementos de vitaminas y minerales  pero ahorrándote el dinero

Algunas personas toman un suplemento multivitamínico/ mineral como un “seguro” dietético o nutricional. Irónicamente, quienes toman suplementos multivitamínicos/ minerales tienden a ingerir más vitaminas y minerales a partir de los alimentos que aquellas personas que no los toman. Sin embargo, la gente que no obtiene suficientes nutrientes de su dieta solamente y que podría beneficiarse con el uso de estos suplementos, es justamente quien suele no tomarlos.

Entonces ¿Debo tomar un suplemento multivitamínico/mineral? 

 

Los suplementos multivitamínicos/minerales no pueden reemplazar la variedad de alimentos que son importantes para una dieta saludable. Los alimentos no sólo aportan vitaminas y minerales. Además, contienen fibras y otros ingredientes que podrían tener efectos positivos en la salud. Es por este motivo que no hemos de mirar solo el nutricionismo de los alimentos, sino el alimento en general. Sin embargo, quienes no obtienen suficientes vitaminas y minerales sólo de los alimentos, consumen dietas de bajas calorías, tienen poco apetito, o no comen ciertos alimentos (como los vegetarianos y vegetarianos estrictos) podrían considerar la idea de tomar un suplemento multivitamínico/mineral. En este caso y en casos en los que el paciente tiene problemas médicos, será el profesional el que ecomendará el suplemento necesario en cada caso.

Algunas personas también podrían beneficiarse al consumir ciertos nutrientes presentes en los suplementos multivitamínicos/ minerales. Por ejemplo:

  • Las mujeres en edad reproductiva deben ingerir alimentos fortificados y/o suplementos dietéticos con 400 mcg/diarios de ácido fólico para reducir el riesgo de defectos congénitos en el cerebro y la columna vertebral en el recién nacido.
  • Las mujeres embarazadas deben tomar un suplemento de hierro según la recomendación de su médico. Es probable que un suplemento multivitamínico/mineral prenatal ya aporte hierro.
  • Los bebés que reciben total o parcialmente leche materna deben ingerir un suplemento de 400 UI de vitamina D por día, al igual que los bebés que no reciben leche materna y que ingieren menos de alrededor de 1 cuarto de galón de leche o leche artificial (fórmula) fortificada con vitamina D por día.
  • En las mujeres posmenopáusicas, los suplementos de calcio y vitamina D podrían fortalecer los huesos y reducir el riesgo de fracturas.
  • Las personas mayores de 50 años de edad deben recibir las cantidades recomendadas de vitamina B12 de alimentos fortificados y/o suplementos dietéticos porque es posible que no absorban suficiente cantidad de la vitamina B12 naturalmente presente en los alimentos.

¿Qué riesgos tiene una ingesta excesiva de vitaminas o minerales?

 

Aunque los riesgos no suelen ser altos, si consumes alimentos y bebidas fortificadas (como cereales o bebidas con vitaminas y minerales agregados) o toma otros suplementos dietéticos, tienes que verificar que el suplemento multivitamínico/mineral que tomas no supera los límites máximos recomendados de cualquier vitamina o mineral.

Sobretodo, presta especial atención a las cantidades de vitamina A, betacaroteno (que el organismo podría convertir en vitamina A) y hierro indicadas en el suplemento multivitamínico/mineral.

Las mujeres que consumen una cantidad excesiva de vitamina A durante el embarazo pueden aumentar el riesgo de defectos congénitos en sus bebés. Sin embargo, esto no es aplicable al betacaroteno. Los fumadores, y puede que en algún caso los ex fumadores, deben evitar los suplementos multivitamínicos/minerales que contienen grandes cantidades de betacaroteno y vitamina A porque estos ingredientes podrían aumentar el riesgo de  cáncer de pulmón.

Los hombres adultos y las mujeres posmenopáusicas deben evitar los suplementos multivitamínicos/minerales con 18 mg o más de hierro salvo que su médico les indique que tienen deficiencia o insuficiencia de hierro. Cuando el organismo recibe una cantidad de hierro muy superior a la que es capaz de eliminar, el hierro puede acumularse en los tejidos y órganos del cuerpo, como el hígado y el corazón, y provocar daños. Los suplementos de hierro son una de las principales causas de envenenamiento en niños menores de 6 años de edad. Por este motivo guardaremos todos los productos que contengan hierro (como los suplementos multivitamínicos/ minerales masticables para niños o los suplementos de hierro para adultos) fuera del alcance de los niños.

Los suplementos de vitaminas y minerales los encontramos por todos lados pero están menos regulados de lo que pensamos. Un dato curioso es que las sustancias que se incorporan a los alimentos para enriquecer y fortificar provienen de china.

Aprende a consumir las vitaminas y minerales a través de los alimentos

Entonces a modo de conclusión es recomendable tomar las vitaminas y minerales de los alimentos naturales, en una dieta equilibrada. Si queremos enriquecer la dieta lo podemos hacer a través de alimentos que contienen vitaminas y minerales sin exceder del límite recomendado de cada uno de ellos, evitando los suplementos para cuando nos los recomiende expresamente un médico. En cuánto a los alimentos enriquecidos o fortificados, prestaremos atención a qué es lo que contienen y lo que necesitamos.

Por último, subrayar que hay que tener especial cuidado con la corriente NUTRICIONISTA tan de moda en nuestra época, sobretodo evitando atiborrarse de suplementos o complementos nutricionales que no necesitamos con una dieta equilibrada. La buena noticia es que es mucho mejor consumir todo tipo de alimentos y degustarlos. Cuando nos obsesionamos por la nutrición de los alimentos, en lugar de fijarnos en el alimento como tal,  se suele hacer una selección tergiversada de los alimentos en el carro de la compra. Esto es debido a una obsesiva “exigencia nutricional” que deriva en lácteos enriquecidos con vitaminas, con productos “sin” (lo que sea) o con un “contenido reducido” de lo que sea, alimentos enriquecidos “con” (lo que sea), etc. Siempre hay que ser justo y no obsesivo con los ingredientes porque irónicamente, este comportamiento suele implicar el dejar en las estanterías de los supermercados aquellos otros alimentos que aportan dichos elementos buscados en esta practica obsesiva del nutricionismo. Por tanto, que nos slate la luz de alarma cuando nos damos cuenta que una persona no toma demasiada fruta o vegetales en general y, que sin embargo, incorpora alimentos con vitaminas, minerales, fibra, sin grasas saturadas…

Visita la página de la Oficina de Suplementos Dietéticos de NIH para obtener más información en español y en inglés sobre los suplementos.

Espero que este artículo te haya sido útil y que lo compartas en el caso de que te haya gustado.

Cristina Gómez

 

Bibliografía

Datos sobre los suplementos multivitamínicos/minerales. National Institutes Of Health, Office of Dietary Supplements.

María Tapia. Vitaminas, Minerales y salud óptima: recomendaciones para evitar la enfermedad basada en la ciencia no en el marketing. Spanish Edition. 2018

 

 

Deja un comentario

Cristina Gómez

Me encanta el deporte y admiro a la gente que lucha por conseguir sus objetivos, que se marca retos, gente auténtica que cree en sí misma y no sigue modas, que hace siempre lo que quiere sin importarle lo que opinan los demás. Los que dan el 100 x 100 a cada momento, los que irradian naturalidad. :)