Todos estamos pendientes del Mundial de atletismo que se está disputando en Londres con estrellas de este deporte como Usain Bolt, Wayde Van Niekerk, Mo Farah, Renaud Lavillenie, Omar McLeod entre otros cracks.

Si te pasa como a mi, te estás fijando en la perfección de estas figuras tanto a nivel físico como de técnica de carrera. Cuando entrenan en la pista se puede ver como van su postura es perfecta, la técnica ha sido trabajada al máximo para ser más rápidos y evitar lesiones. Por supuesto, nosotros no vamos a ir a las olimpiadas pero podemos mejorar mucho con una buena postura a la hora de correr. Estas estrellas del deporte no sólo dominan la técnica sino cada milisegundo de su carrera.

Cómo mejorar su técnica de ejecución y prevenir lesiones

Correr como cualquier otro deporte, es un arte que podemos perfeccionar a través del entrenamiento. Lo mejor de todo es que con tan sólo unos pocos cambios puedes marcar la diferencia con el tiempo.

Es un error pensar que mejorar la técnica de carrera es algo inútil ya que podría aumentar el riesgo a tener lesiones. No es cierto que sabemos correr desde niños, aunque a veces un niño tiene una técnica menos contaminada que un adulto. Aunque correr es algo natural y se debe utilizar un calzado adecuado, cuando queremos correr más rápido, comodamente, con control y además para divertirnos, ahorrando energía y disfrutando de un movimiento más “natural” es necesario que mejoremos la técnica de ejecución de carrera.

Todos los corredores pueden mejorar la técnica, sólo hay que pensar en estos cracks que compiten en el mundial. Ya sea en la forma de correr, en el entrenamiento o en la biomécanica.

¿Cuál es la postura ideal de correr?

Tener una buena postura significa tener una posición en la que el cuerpo está centrado en el espacio y equilibrado gravitacionalmente. Esto se puede lograr con un esfuerzo mínimo a través del control de los músculos posturales. Tener una buena postura cambia la relación con el entorno que le rodea y con el mismo cuerpo. Es uno de los fundamentos esenciales para la salud y el rendimiento de cada corredor.

La postura ideal para correr es la que promueve el movimiento más eficiente y el estilo de correr más natural y fluido, respetando al máximo su cuerpo. No tenemos que preocuarnos si nuestra postura se ve diferente del ideal.  Cada corredor tenemos nuestra propia postura, es como tu firma, única y personal. Por ese motivo no hay motivo alguno para cambiarlo todo de la noche a la mañana.

Se trata de trabajar gradualmente hacía el ideal sin obsesionarnos en alcanzar la perfección. Además hay más de una buena postura para correr, esto es por la sencilla razón de que los seres humanos no son robots.

De acuerdo con los principios de la posturología -el estudio científico de la postura- y los últimos avances en biomecánica, deberíamos aspirar a correr alto con un ligero adelanto.

Cuando mejoras tu postura, estás mejorando tu capacidad para expresarte con el mundo exterior y también dentro de tu cuerpo. No tengas duda de que los efectos de una mejor postura se van a traducir a todo lo que haces.

Los ejercicios posturales pueden promover un mejor alargamiento de la columna vertebral estimulando y fortaleciendo los músculos espinales profundos y todos los músculos (pantorrillas, glúteos, quads, etc.) que mantienen al cuerpo contra la fuerza de la gravedad.

Cristina Gómez